Arquitectura como medicina preventiva

Mujer sola en el interior de una vivienda, mirando por la ventana.

En primer plano un tablero de madera que simula el suelo de un balcón o una terraza. Al fondo en perspectiva una calle con varias plantas y flores.Cuando llegó el momento de escoger el fin de carrera estaba profundizando en teoría e historia de la arquitectura. En ese entonces me pareció oportuno seguir con una investigación sobre los mensajes ocultos de Leopoldo Rother a la hora de diseñar la Universidad Nacional de Colombia (sede Bogotá).

A los seis meses decidí cambiar totalmente de tema, era un salto al vacío porque no tenía ningún conocimiento previo, ni conocía a profesores o profesoras que me pudiesen tutorizar el nuevo tema de la tesis. Aún así, decidí pasarme a un asunto que me inquietaba ¿Cómo es la arquitectura correcta para personas con discapacidad visual y física?

Mucha gente me pregunta por qué, esperan una historia personal, llena de dramatismo, donde algo me abrió los ojos. Siento la decepción, no, no hubo nada de eso.

Siempre me he rebelado cuando se trata de estereotipos, me sale natural, y así fue por aquella época. Me negaba a aceptar la imagen de la arquitectura diva, de diseños estéticos espectaculares, de gran prestigio compositivo, dándole la espalda a las personas que habitan los espacios que diseñamos.

Y es que sin formación en ese sentido, mi conciencia me decía que ser arquitecta era una responsabilidad social antes que cualquier otra cosa.

Ahora lo veo clarísimo, pensamos en las y los profesionales de la medicina como las personas responsables de nuestro bienestar, de nuestra salud. Reflexionemos, ¿Cuándo vamos al centro de salud? Pues cuando tenemos alguna enfermedad, solo cuando nos encontramos mal.

Los verdaderos responsables de nuestra salud son los edificios y los entornos que habitamos. La ventilación, la climatización, la iluminación, diseños que fomenten la vida productiva, reproductiva y comunitaria…sí, esa es la medicina preventiva que necesitamos.

Así como es aconsejable evitar la automedicación, las y los profesionales de la arquitectura teníamos que tener en vena el concepto tan extendido en el sector de la discapacidad y la vida independiente “nada para nosotros/as sin nosotros/as”.

Claro, para esto hay que tener mucha humildad y entonar a Descartes sin pudor, “sólo sé que nada sé». Resulta refrescante reconocer nuestras limitaciones y pedir ayuda, retroalimentarse de otras profesiones como la sociología, la psicología, etcétera. Y aún más saludable es escuchar y aprender de las personas, de sus necesidades, su conocimiento, su expectativa de vida.

Seguramente sea muy chévere/guay ser una de esas figuras cuya fama te precede, cuyas creaciones no sean puestas en duda porque has ganado el Pritzker, sí, seguramente sea lo más, de los más. ¿Y qué?¿Dormirías bien? Yo no, desde luego, no podría compatibilizar ser una diva de la arquitectura mientras mis creaciones son edificios y entornos enfermos, donde las personas malviven y todos los días tienen algún disgusto o alguna dificultad.

Hoy me hace mucho más feliz atender a una familia con un niño con discapacidad en donde mi misión no es más que traducir en espacio sus necesidades y facilitar una vida independiente, sana y satisfactoria. Escribo este artículo con la esperanza de que alguna diva o algún divo sienta empatía, se baje al barro y hable con la gente. Porque siento que estamos haciendo daño, estamos creando barreras donde no las hay, estamos olvidando la humanidad.

Creo sinceramente que necesitamos una arquitectura que actúe como una medicina preventiva, aquella donde prevalezca la vida por encima del ego. Aquella que se aprende en los barrios, con la gente…facultades de arquitectura, salid a la calle, hablemos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s